Aromaterapia

El olfato y la memoria:

Percibimos los olores a través de unas células nerviosas muy sensibles que recubren los conductos nasales, van directamente a la zona límbica del cerebro, es el responsable de procesar el olor. Esta parte del cerebro es el asiento de la memoria, del aprendizaje y de las emociones.

La memoria olfativa del ser humano tiene 10.000 registros más que el gusto, y por eso es posible estimular todo tipo de recuerdos usando aromas apropiados. Los aromas nos han evocado recuerdos como: Un postre, una vivencia de la infancia, una persona, unas vacaciones, o algún lugar donde ya hayas estado.

[…]