Embarazo feliz. Por Akasha Kaur

embarazo-felizEl embarazo y el parto es la experiencia más intensa en la vida de toda mujer.
Ella es la que posee el don Divino de DAR VIDA a otro ser humano, tiene gran responsabilidad en la educación de los hijos y en mantenerlos sanos física, mental y espiritualmente.
Además, merece respeto porque es capaz de dar y recibir amor.Todo lo que la futura madre escucha, dice, mira, hace o piensa, queda impreso en el subconsciente de su bebé durante el embarazo. De ahí la importancia de entrenarse como mujer y madre durante esta etapa.
El ideal que deseamos alcanzar es un equilibrio emocional tal que nos permita ir a través de las experiencias de cada día, calmadamente, comprendiendo cada situación y viendo siempre el lado positivo de ellas.
Cada mujer tiene el derecho de ser sana, sonriente y sagrada.
Como mujer, hay mucho que hacer para que esto sea posible. Obviamente, algo tiene que cambiar. Todo comienza con un cambio de actitud, una idea o un concepto distinto.

La futura madre necesita trabajar en los aspectos fundamentales de su ser: su preparación física, mental y espiritual, antes, durante y después del parto, con objeto de que tanto ella como el padre disfruten de las 40 semanas que dura el embarazo y logren que el nacimiento de su hijo sea un lazo de unión sólido y perdurable entre ellos.
La práctica constante del Kundalini Yoga permiten vivir más sana y relajadamente dentro de la vorágine de la vida moderna.
Los ejercicios físicos están encaminados a proporcionar a la madre mayor elasticidad, a fortalecer el sistema nervioso y los músculos que ayudan a sostener al bebé durante el tiempo de gestación y para aliviar el dolor de espalda, el cansancio, calambres, insomnio y diversos malestares que se presentan durante esta etapa.

La práctica de las meditaciones yóguicas influyen en el estado mental y emocional del bebé y de la futura madre.
Paulatinamente, se sentirá más relajada, positiva y capaz de afrontar el reto más importante de su vida. El estado de relajación es determinante para un parto feliz.

Esta forma de meditar despierta la conciencia interna del ser humano.
Los mantras son corrientes de voz que se repiten constantemente y la técnica de sonido más antigua que se conoce.
El objetivo es lograr incursionar en nosotros mismos y limpiar el subconsciente de traumas y complejos, además de proporcionar una profunda relajación.
La técnica de respiración obliga a la madre a estar concentrada, no perder su ritmo e ir más allá del dolor, logrando con esto tener un parto más fácil y corto, apoyando la labor de su médico.

[…]