2 noviembre, 2017

Regresiones

REGRESIONES

Regresiones

¿Qué es una regresión?

Regresión, es volver a revivir experiencias que han sucedido anteriormente.

¿Qué diferencia hay entre regresión y recordar?

La diferencia es que en la regresión, la persona está bajo un estado de relajación profunda, en el cual, está menos condicionada por el estado ordinario de conciencia presente. En ese momento de relajación profunda, pueden emerger con mayor facilidad experiencias “olvidadas”.

¿Se hipnotiza en la regresión?

No, sólo se efectúa una relajación profunda, en la cual, la persona es consciente en todo momento de lo que siente, dice y, recuerda todo el proceso una vez terminado éste.

¿En una regresión, se conecta siempre con vidas pasadas?
Regresión es regresar, pero ¿a dónde regresamos?

Antes de efectuar una regresión, se sintoniza con el problema que tiene la persona, bien sea físico, psicológico o emocional y con esta referencia, se va investigando desde el momento presente, en un viaje retrospectivo desde su edad actual, si es un adulto, se suelen emplear periodos de 5 años, y en periodos más cortos si es joven, hasta llegar a su nacimiento, incidiendo en buscar la causa o la repetición de la sintomatología que padezca.

Si en el periodo de vida fuera de la madre, no se encuentran las causas o respuestas adecuadas, se guía a la persona a su estancia en el vientre materno, con especial atención, en lo que el feto oye y siente. También se recoge información sobre el estado emocional y físico de su madre, familia o el ambiente que le rodea.

Se va retrocediendo hasta llegar a su primera manifestación como célula, y se transciende esa etapa de manifestación física a un periodo no manifestado. En este estadío, las personas describen un lugar donde no hay nada. Un espacio en el que suelen estar solos, esperando. A veces, no saben a quién. Otras a algún ser que les instruya. Inclusive ven a familiares muertos que les acompañan o les dan instrucciones. Algunos, manifiestan estar esperando a volver a reencarna en una nueva vida o bien, quieren quedarse en ese estado de no manifestación.

Suelen describir largos pasillos o túneles, a veces oscuros y otros muy luminosos antes de volver a nacer.

En las regresiones se ven y describen estar viviendo en otras épocas, en otros cuerpos, ya sean hombre, mujeres, adultos, niños o viejos. Relatan escenas y experiencias que pueden estar ligadas al problema que padecen, es frecuente encontrar en esas vivencias el origen de éstas. La labor del terapeuta, es guiarlos con preguntas, que puedan esclarecer el asunto.

La persona cuando describe lo que revive, sintoniza con el tema y toda la carga emocional o física que ello conlleva.

Si la persona tuvo un accidente y recibió un golpe en el brazo, siente el dolor. O si tiene miedo a los osos, y en la regresión revive una escena donde hay osos, ese miedo lo siente real.

No hay que sufrir de nuevo, ¿todo lo que tememos o nos ha sucedido?

U terapeuta experimentado, no deja que la situación angustiosa haga sufrir a la persona. Se le dice, que vea la “escena” (lo que está reviviendo), desde “afuera”, es decir, como un espectador de lo que está sucediendo, de esa manera lo revivido puede verse sin dolor físico o emocional.

Vidas pasadas

En una regresión a vidas pasadas, se le puede indicar a la persona que vaya a etapas de esa vida o a los momentos claves, que el terapeuta considere para tener una mayor información.
Si en ese recuerdo, no hay la suficiente información o no la que el terapeuta considere necesaria, se lleva a la persona al momento de su muerte. Describe y siente como murió, las causas y si estaba solo o acompañado.

En todas las regresiones que he realizado, todos relatan el tránsito de la muerte, como un estado no traumático, incluso aunque las causas de la muerte hayan sido violentas.

A partir de la muerte, la persona vuelve a estar en ese “espacio vacío” esperando. Les indico que vuelvan a nacer, que vayan a otra vida y conecten de nuevo con otros personajes y vivencias. En otras ocasiones, se ven inmersos directamente en otra nueva vida.

¿A cuántas vidas se puede regresar?

En una sesión, se puede conectar con cinco o con ninguna, no hay límite. Es cuestión del tiempo que se disponga. De la capacidad de conexión que la persona posea o tenga ese día. De la información que se haya recibido. Del cansancio físico o emocional que manifieste. Y otro factor interesante, es que a veces, si lo que se pretende es averiguar a través de la regresión algún trauma, puede que el sujeto, aunque aparentemente desee saber la causa, tiene una resistencia que le bloquea y no accede a la vivencia.

Hay que tener presente, que lo importante es traer información, ya sea del pasado (de cualquier etapa vivida), del periodo prenatal, o de otras vidas.

¿Todos sentimos lo mismo en una regresión?

No, cuando se realiza una regresión, se va sin expectativas concretas. No se sabe que sucederá. No es comparable con ninguna otra regresión que le hayan practicado a un amigo o a otros, inclusive no será igual a otras que haya hecho anteriormente.

Canales de percepción

Cada persona tiene unos canales perceptivos diferentes.

Hay algunos que “visualizan” ven con claridad lo que está sucediendo (personas, ambientes, a ellos mismos).
Otros son más cenestésicos, es decir, la información que reciben es a través de lo que sienten.
Otros utilizan más el canal auditivo, oyen.
Pero bien sea, uno de estos canales o varios los que la persona utilice, la información llega.
Hay veces, en los que reconocen la época, la fecha, el país o lugar donde se encuentran.
O por medio de la ropa, ambiente, paisaje…, pueden situarse en un lugar o fecha determinada.

¿Nos encontramos con personas en otras vidas, con las que estamos relacionados en esta?

Sí, en muchas regresiones, al preguntarle a la persona si reconoce a ese personaje con alguno de su actual vida, suelen identificarlos. Pero no en la misma situación de parentela. En la regresión, el que hace de padre, puede ser su madre, hermano, o hijo en su actual vida. El sexo también cambia, tanto de la persona que hace la regresión, como de la gente conocida.
En muchos casos, cuando la persona reconoce a alguno de los personajes de la regresión con alguna persona de su actual vida, le sirve para comprender y clarificar los comportamientos que tienen con esa persona, o los que él tiene con ella.

Vidas pasadas

¿Existen vidas pasadas?

Según muchas teorías e investigaciones, las personas tenemos muchas vidas, lo único que no cambia es el alma, que se va reencarnando en un nuevo cuerpo a través de eones. No se sabe cuántas vidas tenemos, ni si todos tenemos el mismo número de vidas.

Se dice que el alma, está encarnándose hasta llegar a un estado de perfección y es a través de las reencarnaciones, como consigue ese desarrollo.

Pero, también podría ser, que la mente recree imágenes, personajes y hechos, para poder solucionar problemas actuales. Tenemos un potencial tan extraordinario, y nuestro cuerpo es capaz de repararse constantemente, que es posible, que la mente pudiera recrear “reparar” procesos fisiológicos, emocionales o creencias, a través de personajes, imágenes o vivencias.

Personajes famosos

Los detractores de las reencarnaciones, suelen aducir que muchas personas dicen haber encarnado en otras vidas en personajes famosos. Personalmente, en todas las regresiones que he realizado, ninguno ha revivido a personajes famosos.

 

¿Quieres experimentarlo?

RESERVA EN NUESTRAS INSTALACIONES: Carrer De La Pobla, 29, 08620 Sant Vicenç dels Horts (JUNTO A CORREOS)

O LLÁMANOS: 617 086 213 – 93 00 11 729