Tantra

¿Que es el Tantra?

Tantra no es una doctrina ni una filosofía, ni un manual para ser el mejor amante, ni le importa el porqué de las cosas, ni cómo definir la verdad.

 

Tantrawithastiko

Mucha información sobre el  tantra y todos ellos hablan sobre la técnica. Pero el verdadero tantra no tiene nada que ver con la técnica.

Tantra es despojarse de todas las creencias, moralidades y conceptos de la mente,  tantra es una revolución interna, para crear el espacio interno que uno precisa para concebir la verdad infinita y atemporal y nos aporta  herramientas de comprensión y aceptación de nuestra naturaleza que nos permiten amarnos a nosotros mismos y a nuestro prójimo.

Tantra  recuerda que tú eres la inmensidad del cielo, el espacio que lo contiene todo.

Tantra entiende la dualidad como el roce que genera la vida: luz- oscuridad, positivo- negativo, hombre-mujer, energía-materia, sexo-espíritu, etc. Cuando esta dualidad deja de ser algo conflictivo dónde lo uno niega lo otro; cuando aceptas y comprendes tu propia dualidad; vivir se convierte en un paseo una danza hermosa, en una celebración.

El Tantra  en occidente ha sido asociado con prácticas sexuales por ser la única corriente mística que no niega el sexo.

Tantra ni niega ni favorece el sexo, simplemente investiga  y acepta la naturaleza humana tal y como es, sin ninguna evaluación moral. Un tántrico ama su cuerpo, su mente y su espíritu. Su camino a la consciencia y al júbilo es la comprensión, aceptación y sensibilizarnos de estos.

Tantra es un desafío a los tabúes y credos impuestos por cualquier religión o código moral. Grandes místicos de la tradición tántrica fueron constantemente perseguidos y condenados. Aunque el tantra es una rebelión contra preceptos morales y represivos no enseña ni el libertinaje ni la pornografía, si no la inteligente observación del ser humano con todas sus contradicciones y la aceptación de que el cuerpo es tan divino como el alma, porque todo proviene de la misma fuente. (La física cuántica también ha llegado a la misma conclusión: energía y materia son distintas manifestaciones de lo mismo).

El libro de los secretos, Vighyan Bhairav Tantra, contiene ciento doce meditaciones de las cuales sólo 6 son puramente sexuales, en occidente se asocia sobre todo con prácticas sexuales. La fascinación que se tiene con el sexo se debe a que a pesar de habernos supuestamente liberado, nadie está realmente contento con su vida sexual.

 

Todos quieren algo más.

Es cierto que hay algo más y mejor. Cuando dejamos de hacer del sexo una carrera para llegar a algún sitio, o una lucha de poder en la cual nos responsabilizamos el uno al otro por conseguir algo, o de vivirlo con morbo o como nos ha educado la sociedad, de una forma pornográfica, si no que aprendemos a llevar consciencia y amor a ese acto, podremos descubrir  que es una puerta hacia un profundo éxtasis que está esperando a ser despertado.

El placer de una sexualidad de entretenimiento es el diez por ciento de nuestra capacidad de generar amor y placer. Los Tántricos descubrieron que en la unión de las polaridades principales que son: hombre-mujer, masculino-femenino, comienza después de una fusión relajada de por lo menos treinta minutos, a circular energía electromagnética entre los genitales y el corazón de los amantes. Y si se continúa esta unión tiene el potencial de culminar en una comunión de  éxtasis de cuerpo y alma, además de ser  profundamente sanadora…

En el camino que propone Tantra aprendemos a liberar nuestro cuerpo de juicios y tensiones acumuladas por experiencias y creencias pasadas.

Aprendemos a soltar nuestras heridas emocionales generadas en nuestra infancia y contactos íntimos para así poder asentar las bases para que el amor fluya y podamos confiar y ser de confianza.

Aprendemos a observar la mente para que se rinda a vivir el ahora y a ser creativa dejando de repetir pautas y sistemas de creencia obsoletos y dañinos.

De esta forma creamos el espacio para que la energía fluya con libertad y naturalidad.

 

¿De dónde viene el Tantra?

Tantra significa sencillamente técnica. En escritura devánagari se escribe तन्त्र. y en sánscrito significa ‘tejido’.  El Vighyan Bhairav Tantra es una recopilación de técnicas para el despertar la consciencia de Gorakh Nath, místico que reunió a todas las corrientes de tantricos hace unos 5000 años para unificar las enseñanzas. También se le conoce por la reencarnación de Shiva, ser iluminado que simboliza la consciencia en su estado puro.

Situaros en un contexto de la India antigua, en el que toda una nación independientemente de las creencias y orígenes de sus habitantes creían en el despertar de la consciencia, en la iluminación.  A través de él nos llegaron 112 técnicas para alcanzar este estado. Estas técnicas aunque antiguas siguen siendo contemporáneas porque son llaves científicas para el despertar.

Estas técnicas son descritas en un diálogo  amoroso que Shiva tiene con su consorte y amada Shakti cuando ella le pide que le hable del amor.

De estas ciento doce técnicas apenas media docena tratan directamente del encuentro sexual. Esta actitud del tantra que incluye el sexo y la afectividad emocional en sus enseñanzas para el despertar, ha generado el rechazo y la persecución de sus practicantes durante siglos.

Un ser humano que entiende su divinidad, que ha experimentado la unidad, no puede ser supeditado a ninguna creencia limitante, ni religiosa, ni socio política, por eso las religiones y los gobiernos de la época han intentado suprimir estas corrientes de practicantes, convirtiendo el sexo en pecado.

A raíz de esta persecución los tántricos huyeron en varias direcciones refugiándose en los Himalayas, China, Tibet etc. Por eso nos llegan diferentes aspectos del tantra de diferentes lugares, igual que hoy en día cada maestro le da su particular fragancia a la enseñanza dependiendo de su experiencia y del maestro transmisor.

En India encontrareis templos que todavía siguen en pie a pesar de la polémica que se despertó a raíz de su descubrimiento, que reflejan la actitud del tantra frente a la vida.

 

DIFERENTES CORRIENTES TANTRICAS

El tantra comenzó a resurgir hace 30 años.  Tantra no es algo que se aprende intelectualmente, ni de escrituras, ni de tratados filosóficos, ni de manuales. Tantra es una experiencia directa con la vida, es un despertar, que a veces requiere años de búsqueda, de práctica, de experiencia en ocasiones sucede espontáneamente como un salto cuántico.

El maestro no solo imparte las técnicas si no que es un ejemplo vivo, para el despertar.

Vivimos en una época en la cual las técnicas para el despertar y las formas de transmisión son tan múltiples y variadas que es un primor. Los dedos que apuntan hacia la verdad son muchos pero la verdad es una sola. El tantra en sus variadas formas, existe en países como Bután, Corea, China, India, Indonesia, Japón, Mongolia, Nepal, y Tíbet.

 

Podemos referirnos a las siguientes corrientes tántricas ancestrales:

El tantra Hindu o Shivaita

El tantra  Shivaita es devocional, es una entrega de amor a la vida. Es el camino de  la oración, de la absoluta aceptación de todas las manifestaciones de la vida, el sexo, incluso la muerte. Adora al dios y a la diosa  en cada ser vivo y su práctica es a través de la celebración de lo cotidiano, través de la danza, de las artes, de la sensualidad y la naturalidad. Es un camino de relajación, de no esfuerzo, de gozo. El acercamiento de Shiva es el del sentimiento, el del corazón. El sentimiento, la pasión ha de ser transformada para que se vuelva oración. En la oración el devoto y lo divino se funden en uno, el amor y el amante se disuelven, el tú y el yo dejan de existir convirtiéndose en un orgasmo cósmico, Mahamudra, el gran gesto, la experiencia de unidad.

Sus prácticas esenciales están documentadas en el Vighyan Bhairav Tantra.

 

El tantra Yoga

Se desarrolló con un tamiz más disciplinado y desapegado en lo que a las emociones y sentimientos se refiere. Utiliza las técnicas  para el despertar espiritual. Es un camino de auto disciplina.

El sexo se utiliza estrictamente en ciertas ocasiones para generar la energía necesaria para despertar la Kundalini o sistema nervioso y elevar esta energía hacia los centros superiores y así provocar el despertar.

Es más técnico, y orientado hacia la práctica individual.

Los dos caminos se originan en India y son complementarios como lo son el hombre y la mujer.

 

El tantra Budhista

El fundador del tantra budhista es Saraha. Su camino es el de la meditación, de la consciencia. Cuando la mente no se aferra a ningún contenido y sucede el gran silencio, la vacuidad acontece, la experiencia de iluminación en la cual desaparece el sujeto, ni tú, ni yo, todas las identificaciones desaparecen y acontece Shunya, el gran vacío cuántico, la Nada que contiene el potencial del Todo no manifiesto.

Sus prácticas son  meditaciones orientadas a crear  presencia inamovible e de identificación de la mente.

El sexo tiene un  lugar  muy virtual en esta corriente. Las prácticas sexuales están orientadas  hacia la trascendencia del cuerpo, de la mente. Son prácticas virtuales durante las cuales uno se imagina en profunda unión con el dios o la diosa.

 

El tao o la práctica del cultivo dual

Esta corriente tántrica está más orientada hacia la salud además del desarrollo espiritual.

Un cuerpo que rebosa energía es un cuerpo que porta un alma feliz que exuda luz.

Para el tao las prácticas de meditación sexual son una vía para la salud y la longevidad. Cuando el cuerpo está sano y rebosante el fluir de la energía hacia todos los centros del cuerpo sucede por sí mismo y de esa manera también acontece el despertar.

Es muy técnico. Tiene unas prácticas muy concretas para generar y hacer circular la energía por el sistema nervioso.

 

El Sexo sagrado

Este término comenzó a surgir recientemente y se asocia con tantra.

Pero existen muchas viejas civilizaciones antes de que se instalara el patriarcado y las religiones orientadas hacia lo masculino, (hemisferio izquierdo)  que han considerado la fuerza sexual para experimentar estados de consciencia expandidos,  y tener experiencias de unidad.

Los indios americanos, tradiciones hebreas, el culto de Isis, tradiciones chamanicas de muchos pueblos indígenas, etc.

Lo que quieren decir es que el sexo es la fuerza de la vida, la fuente de creatividad. Lo divino utiliza el sexo para la creación. Por lo tanto si vivimos la sexualidad de una forma consciente puede convertirse en una puerta para el despertar. Es un camino de profunda comunicación entre lo femenino y lo masculino. Cuando hombres y mujeres podamos deshacernos de la maraña de malentendidos, culpas, heridas, falsos dogmas y de la sexualidad mental para volver a nuestra polaridad esencial, sabremos como comunicarnos a un nivel profundo para volver a circular energía dedicada al amor y a la creatividad.

Hoy en día los talleres de sexualidad sagrada están orientados a sanar nuestras heridas sexuales y devolvernos a nuestra verdadera esencia (o deberían de estarlo)

Cada maestro le dará su fragancia personal al trabajo que imparte, sigue el criterio de tu corazón para dejarte guiar.

No importa el camino que emprendas, si escuchas la verdad de tu corazón en cada instante este será tu maestro  y que cuando te permitas vivir con coraje tu verdad  podrás tirar todas las técnicas, leyes y preceptos y vivir con naturalidad lo que ya eres.

Deja un comentario