Shiatsu

¿Que es el Shiatsu?

Es un terapia manual originaria de Japón y creada por Tokujiro Namikoshi(1905-2000). En Japón, las personas que deseen ejercer de terapeutas de Shiatsu, deben graduarse por el Japan Shiatsu College creado por Tokujiro Namikoshi, y examinarse de un examen estatal emitido por el Ministerio de Salud de Japón. En los tratamientos de shiatsu, el terapeuta aplica presión localizada sobre distintos puntos del cuerpo del paciente, utilizando principalmente sus manos, especialmente sus pulgares y palmas. Asimismo, los tratamientos de shiatsu suelen incluir estiramientos, movilizaciones y manipulaciones articulares y otras técnicas de masaje. Es habitual que los terapeutas de shiatsu trabajen los puntos de los meridianos de acupuntura de la Medicina Tradicional China (MTC) aplicando presión con sus pulgares.

Según indica Ministerio de Salud de Japón: “La terapia shiatsu es una forma de manipulación realizada con los pulgares, los dedos y las palmas, sin el uso de ningún instrumento, mecánico ni de otro tipo, para aplicar presión sobre la piel humana, corregir disfunciones internas, promover y mantener la salud y tratar dolencias específicas.

En España, la terapia Shiatsu fue introducida en 1981 por el maestro Shigeru Onoda, licenciado por el Japan Shiatsu College con numero de licencia 2787 emitido por el Ministerio de Sanidad de Japón, siendo discípulo directo del creador del Shiatsu, Tokujiro Namikoshi (1905-2000).

Hace más de 50 años, el Shiatsu fue reconocido oficialmente en Japón como método natural de sanación.

La terapia del Shiatsu está basada en los conceptos generales de la medicina china. El primero es que tenemos una energía vital (chi o ki) que al interrumpirse o desequilibrarse, crea enfermedad. Al corregir el flujo de dicha energía, el cuerpo puede nuevamente retornar a un balance y sanarse. Y el segundo concepto es que el cuerpo tiene la capacidad de sanarse naturalmente y el terapeuta es sólo un asistente en el proceso de recuperación.

Para que la sanación sea posible, el terapeuta desbloquea la energía siguiendo los canales naturales del ki en el cuerpo (llamados meridianos) los cuales tienen puntos específicos en su camino que activan y despejan cualquier bloque energético.

Un terapeuta de Shiatsu ejerce presión de manera continua y rítmica a lo largo de cada uno de los meridianos, o en puntos específicos (según la dolencia del paciente). Cada uno de estos puntos controla una o más partes del cuerpo, de manera que cuando se estimula por presión la energía acumulada o bloqueada en este punto, ésta se dispersa, haciendo que el órgano que se quiere afectar vuelva a su balance y empiece la sanación.

 

¿Cómo es una sesión de Shiatsu?

Una sesión de Shiatsu puede ser localizada o de cuerpo entero y dura entre 15 y 90 minutos usualmente. Normalmente el paciente se acomoda totalmente cubierto o vestido en una mesa baja, camilla de masaje, o en una colchoneta en el suelo. Si esta posición se le dificulta al paciente, puede realizarse también sentado o incluso de pie si es necesario.

Algunos terapeutas de Shiatsu utilizan sólo los dedos de la mano para ejercer presión, pero hoy en día existen varias corrientes alternas en donde se utilizan también codos, antebrazos y pies sobre el paciente.

El tratamiento de Shiatsu también puede incluir manipulación de las extremidades y estiramientos.

 

¿Para qué sirve el Shiatsu?

Se utiliza el Shiatsu como método de prevención y para mantener el cuerpo con un nivel de energía óptimo.

La idea es no concentrarse sólo en un síntoma, sino tratar al individuo completo. Al restaurar el flujo natural de energía (ki) en el cuerpo, éste será capaz de sanarse a sí mismo a nivel mental, emocional y físico.

Una de las ventajas del Shiatsu es que puede ser recibido por personas de todas las edades, incluyendo mujeres embarazadas, personas con problemas crónicos y después de operaciones e intervenciones médicas. Sin embargo, se aconseja precaución en casos donde haya heridas abiertas o enfermedades contagiosas e infecciosas. Siempre se sugiere consultar con el médico encargado del tratamiento, ya que Shiatsu no reemplaza el cuidado convencional sino que se usa como complemento de él o para prevenir enfermedad.

Se recomienda el Shiatsu cuando nos encontramos con lo siguiente :

•Estrés

•Espasmo muscular

•Dolores de cabeza

•Dolor crónico

•Desequilibrios hormonales

•Fatiga

•Irritabilidad

•Artritis

•Depresión

•Lesiones agudas o crónicas

Diabetes

•VIH

•Asma

•Autismo

•Cáncer

•Problemas cardíacos

•Ataques de ansiedad o pánico

•Traumas emocionales

•Derrames cerebrales

En un estudio reciente de la Federación Europea de Shiatsu liderado por la Universidad de Leeds, se encontró que:

•60 por ciento de las personas que recibieron Shiatsu mejoraron su ciclo nocturno y pudieron dormir mejor.

•89 por ciento de ellos reportaron sentirme más calmados y relajados después de tan sólo una sesión de Shiatsu.

•En un período de 6 meses, pacientes reportaron una mejoría significativa de sus síntomas.

•86 por ciento de ellos dijeron que el Shiatsu les ayudó a controlar el estrés, a mejorar problemas físicos y a aumentar su nivel de energía.

 

Deja un comentario