Piedra Luna

Piedra Luna

Familia:
Pertenece al grupo de los silicatos, dentro de la familia de las ortosas, del griego Orthos (recto). Piedra semipreciosa.

Propiedades físicas:
Estructura: Sistema cristalino monoclínico. En forma de maclas, tablillas y prismas. Si se talla en cabujón aparece una franja blanca en el centro de la misma.
·Color: Blanco frecuentemente, también amarillento o incoloro, y con reflejos azulados.
·Dureza: 6 en la escala de Mohs.
·Vetas: En color blanco.
·Transparencia: Los cristales transparentes se conocen con el nombre de Adularia.
·Brillo: Nacarado, vítreo.
·Exfoliación: Perfecta.
·Fractura: Astillosa, concoidea.
·Uso: Industria de cerámica y vidrio.

Origen geográfico:
Rocas magnéticas, pegmatitas y yacimientos hidrotermales. Junto a plagioclasas, cuarzos y micas. Yacimientos en la India.


Historia:
Antiguamente se decía que los amuletos hechos con esta gema, colgados sobre frutales, ayudaba a producir abundantes cosechas. A finales del siglo XIX, los hombres llevaban alfileres de corbata en los que iban montados estas piedras preciosas.

Propiedades en relación a salud, fisiológicamente:

Propiedades en relación a salud, fisiológicamente:
Protege la matriz, ovarios y el pecho.
Ayuda a resguardar el amor de ingerencias externas.
Recomendable para los desarreglos menstruales y de los problemas endocrinos.
También es útil para combatir el asma, los dolores de cabeza y la fiebre.
Cura las impurezas de la piel.
El tratamiento con esta piedra está indicado para las úlceras, tanto externas como internas, en este caso las gemas se colocan sobre los lugares donde sabemos que están dichas úlceras.
También realiza un gran trabajo en los casos de sofocos pre y menopáusicos, durante el embarazo y en el parto.
Además es buena en tratamiento contra la retención de líquidos.

Propiedades en relación a salud, emocionalmente:
·Ayuda en los procesos de crecimiento interior.
·Es una piedra espiritual.
·Se relaciona con la creatividad. (pintores, escritores, etc.)

Propiedades esotéricas:
Afinidad con los signos de géminis, piscis, leo, acuario y sagitario. Su día correspondiente es el lunes.
Su color blanco está relacionado con la claridad y las cualidades universales. La luz blanca refleja y contiene todos los colores, por lo que simboliza el potencial para limpiar o purificar la energía.

Los Chakras:
7º Chakra, Sahasrara: O corona, justo encima de la coronilla. La Piedra Luna se corresponde con este chakra, relacionado con el crecimiento espiritual.

Combinación de la Piedra Luna con otras piedras:
Unida al zafiro trabaja la ansiedad, el exceso de sensibilidad o los problemas de origen mental. Con el cuarzo rosa, sobre el chakra cardiaco y sus alrededores, colabora con las madres y los padres que puedan tener problemas con la aceptación hacia sus hijos. Junto a la amatista para el desarrollo de las facultades psíquicas.

Elaboración de esencia de Piedra Luna:
Las esencias en general son preparados vibracionales que se elaboran sumergiendo las gemas en agua y exponiéndolas a la luz directa del sol. Se cree que las esencias de gemas actúan imprimiendo en el agua el patrón de energía de la piedra seleccionada. Para este proceso lo mejor es la luz solar pero también puede ser beneficioso dejar una piedra sumergida en agua al lado de la cama durante toda la noche.

Advertencia: Algunas piedras son tóxicas o solubles en agua.

La esencia  se puede hacer además de con la Piedra Luna, con la familia de los cuarzos: ojo de tigre, cuarzo rosa, cristal de roca. Recordar que la amatista y el citrino no se pueden exponer al sol y por lo tanto la esencia se dejará durante la noche, cerca de donde dormimos.

En general, la piedra debe estar limpia para la elaboración de la esencia. Antes de utilizarla hay que sacar la piedra. A continuación se puede aplicar unas cuantas gotas en los puntos del pulso o en el chakra o cerca de una zona de desequilibrio. También se puede rociar con ella las plantas de interior o añadirla al agua de baño o para lavarse las manos y la cara.

Las esencias se pueden conservar para varias veces, pero es mejor utilizarlas recién hechas. En el caso de la esencia de Piedra Luna tiene la capacidad de calmar las emociones. Esta piedra es blanda y refrescante gracias a su orientación femenina.

1. Toma la piedra limpia y colócala en un cuenco de cristal transparente. Llena el cuenco con agua hasta cubrir la piedra.
2. Deja el cuenco fuera, a la luz de la luna llena durante 3 horas o toda la noche si es una noche tranquila y despejada.
3.  Saca la Piedra Luna, recordando que ha de limpiarse después de su empleo y aplica el líquido en los ovarios y en la cara, nada más levantarte.

Meditación 1:

Trabajo para calmar los dolores de cabeza.

· La habitación tiene que estar con poca luz.

·Siéntate en la postrura facial, un sillón o silla,  lo más cómodamente posible.

·Colócate una Piedra Luna en el entrecejo, tercer ojo, con una mano.

·Y con la otra mantén un cristal de roca.

·Comienza a realizar respiraciones largas pero profundas.

· A cada respiración repite mentalmente “Con esta espiración extraigo mi dolor de cabeza” o  “A cada respiración me encuentro mejor”.

·Repítelo 10 veces muy lentamente.

·Concéntrate en la energía que la Piedra Luna está introduciendo desde tu frente hasta el interior de tu cabeza.

·Siente como esa energía positiva se va distribuyendo por toda tu cabeza.
Al mismo tiempo piensa en el cuarzo, que va llenando tu cuerpo de energía. Conduce esa energía a través de él hasta tu cabeza.
Después de algunos minutos, acuéstate, con movimientos muy lentos y perezosos. Busca una posición lo más cómoda posible y sumérgete en un sueño suave y reparador.

Meditación 2:

Trabajo para aliviar dolores menstruales.
Los dolores menstruales suelen empeorar cuando existen tensiones físicas y emocionales que bloquean el fluir energético natural del cuerpo. La Piedra Luna es recomendada para aliviar estas tensiones. La Piedra Luna ayuda a equilibrar y relajar los estados emocionales y también tiene efectos beneficiosos en todos los fluidos corporales, aliviando el dolor de la zona abdominal. Los textos tradicionales hindúes ayurvédicos afirman que la Piedra Luna es perfecta para las mujeres.

 

Modos de utilizar la Piedra Luna para este fin:

OPCIÓN 1. Coloca un fragmento pequeño en la cadera o llévalo en el bolsillo del pantalón.
OPCIÓN 2. Cuando tengas oportunidad, frota la piedra suavemente por el bajo vientre, justo desde debajo del ombligo, haciendo un gran círculo hacia la izquierda y describiendo espirales hacia el centro. Siente fluir el calor de energía del cristal y el alivio de la tensión que genera el movimiento.
OPCIÓN 3. Disposición curativa formada con cinco piedras lunares aumenta el potencial relajante y terapéutico de la piedra para aliviar las tensiones físicas y emocionales.

·Túmbate en una postura cómoda y coloca una encima de la cabeza, una sobre cada hombro cerca de las axilas y una en cada cadera. Cierra los ojos y deja que la disposición de las cinco piedras lunares calme las tensiones menstruales que experimenta tu cuerpo.

 

Meditación 3:

Protección de matriz ovarios:

·Siéntate en la postrura facial, un sillón o silla,  lo más cómodamente posible.

·Colócate una Piedra Luna en la zona de los ovarios, matriz, y masajea esta zona con la piedra luna, 2 minutos aproximadamente.

·Despues comienza a realizar respiraciones largas y profundas.

·En cada respiración repite mentalmente, “Con esta exhalación extraigo mi dolor ” o  “A cada inhalación más y más sana estoy”.

·Repítelo 10 veces muy despacio.

·Concéntrate en la energía que la Piedra Luna está introduciendo.

·Siente como esa energía positiva se va distribuyendo por toda la matriz, ovarios, y organos sexuales.
Al mismo tiempo piensa en la piedra luna, que va llenando tu cuerpo de energía. Conduce esa energía a través de ella hasta la zona que quieras curar.

Después de algunos minutos, acuéstate, con movimientos muy lentos y perezosos. Busca una posición lo más cómoda posible y sumérgete en un sueño suave y reparador.

Deja un comentario