LAPISLÁZULI

Introducción:
El lapislázuli es maestro de luz. Es la piedra de la sabiduría, de la verdad, de la integridad y de la iluminación. Es protector contra los ataques psíquicos externos. Piedra Yang, es un importante activador de energía. El lapislázuli establece relaciones de amor y amistad, y ayuda a expresar los sentimientos y emociones. Te anima a hacerte cargo de tu vida.

Familia:
Es un aluminio silicato de sodio con azufre y cloro.

Propiedades físicas:

  • Estructura: Sistema cúbico con cristales octaédricos excepcionales. Normalmente se presenta en agregados granulares compactos o en masas.
  • Color: azul violáceo, azul marino y azul verdoso con inclusiones doradas (pirita) o vetas blancas (calcita). El color se parece al cielo nocturno.
  • Dureza: 5 en la escala de Mohs
  • Se puede confundir con sodalitas, lazulitas y azuritas.

Origen geográfico:
Países o regiones donde se extrae: Afganistán, Birmania, Chile, Rusia, Angola, Labrador, Pakistán y EE.UU. Es fácil de conseguirla, pero es una piedra cara.

Historia:
El lapislázuli era una piedra sagrada para los egipcios. La utilizaron en sus templos porque creyeron que era una piedra del cielo (por su color que parece al cielo nocturno con manchitas plateadas que parecen estrellas). Dicen que los ángeles regalaron a la humanidad, a Moisés, las leyes en piedras de lapislázuli.

Propiedades en relación a salud, fisiológicamente:

  • Libera la tensión, la depresión y el estrés trayendo una paz profunda
  • Refuerza el sistema esquelético
  • Activa la tiroides
  • Da mayor vitalidad al organismo, aumentando su fuerza
  • Incrementa la virilidad
  • Protege contra la epilepsia
  • Reduce la presión sanguínea
  • Alivia las migrañas
  • Alivia el insomnio y el vértigo

Propiedades en relación a salud, emocionalmente:

  • Promueve la claridad mental abriendo la mente a lo divino.
  • Potencia el trabajo con los sueños (colocarlo debajo de la almohada)
  • Incrementa el poder del tercer ojo y la comunicación con el yo superior y los espiritus guía.
  • Aumenta la expresión creativa
  • Es protector contra ataques psíquicos externos, los bloquea y devuelve la energia a su fuente.
  • Enseña el poder de la palabra hablada, y puede invertir maldiciones o inquietudes causadas por no haberse expresado en el pasado.

Los Chakras:
Facilita la apertura de los chakras en general. Abre el tercer Ojo (Sexto Chakra) y equilibra el chakra de la garganta (Quinto Chakra).

Colocación:
Llévalo puesto sobre la garganta o el tercer ojo. EL lapislázuli debe ponerse encima del diafragma, en cualquier lugar entre el esternón y la parte alta de la cabeza.

Deja un comentario