Feng Shui

Historia

Feng Shui es una forma de geomancia desarrollada en el territorio que hoy conocemos como China. Originalmente el Feng Shui formaba parte de un cuerpo de conocimientos que aunaba filosofía y ciencia natural y que estudiaba e interpretaba los cambios que ocurren en la naturaleza, el clima, y los astros. Los fundamentos del feng shui reconocen diversos orígenes. Por un lado se basa en la simbología del I Ching o libro de los cambios. Por otro lado, incorpora la Teoría de los Cinco Movimientos (Wu Hsing).

En la China imperial el feng shui era un asunto de estado y sólo las construcciones imperiales y de algunos nobles tenían acceso a esta aplicación, por eso se la llamaba “Aplicaciones de emperadores y reyes”. Incluso se aplicaba a la ubicación y orientación de las tumbas (Yin Zhai o vivienda de los muertos) ya que se creía que el feng shui de las mismas influía sobre la fortuna de la descendencia del difunto.

A partir de la instauración de la república, el feng shui (junto con otras prácticas tradicionales de la cultura china) fue prácticamente pr ohibido y es así que los centros actuales de difusión del feng shui no se encuentran en China sino en Hong Kong, Taiwan y Malasia. En la última década el feng shui se ha popularizado enormemente y su práctica y enseñanza se ha extendido por casi todo el mundo.

 

Algunos consejos:

Agua: La presencia del agua favorece la concentración y la quietud mental. Es agua es quietud. A través de las fuentes (que nos hace recordar el sonido de los ríos y corrientes de agua) se puede conseguir un gran efecto relajante.

Móviles Relajantes: Se recomiendan los móviles en pasillos largos y cuando las puertas y ventanas están alineadas. Quitan el paso de energia suavizando su movimiento.

Plantas Renova:  Las plantas traen la armonía, limpian el aire y le dan un movimiento constante y renovador al chi. Colócalas en la entrada principal de la casa, en un largo pasillo o donde hay mucha actividad y aparatos eléctricos.

Espejos: Duplican la sensación de espacio y atraen la energía. Lo ideal es que reflejen la imagen de un jardín o de un espacio natural. No mantener espejos si están rotos o fraccionados porque esto favorecerá las perturbaciones. Para mirarnos es mejor un espejo con una forma oval.

Deja un comentario