EL AZAHAR – CITRUS AURATIUM

La flor del naranjo es de color blanco y su olor es muy intenso y dulce.
Las flores se recolectan a mediados o finales de marzo, cuando se acaban de abrir o están todavía encapulladas.
Contienen aproximadamente del 0,03 al 0,04 % de esencia de ‘neroli’, de composición muy compleja y gratísimo olor. Además, poseen un principio amargo, betaína y flavonoides. Dicha esencia es de color amarillento o pardusco, de sabor primeramente dulce y después amargo.

En los países musulmanes del norte de África, el ‘agua de azahar’ se utiliza para la elaboración de repostería a base de almíbar, miel y almendras, y en el café turco se echan unas gotas antes de tomar el primer sorbo. Esta última costumbre es herencia de la presencia otomana en Túnez.
Pero las aplicaciones del ‘agua de azahar’ no se limitan a la cocina. Es tradicional en muchos hogares musulmanes tirar algunas gotas sobre los hombros del visitante como señal de
hospitalidad, transmitiéndole de ese modo el deseo de que vuelva en otra ocasión. Esta práctica también es habitual en los restaurantes más tradicionales cuando el cliente se   marcha.

Propiedades medicinales: Podemos resumirlas diciendo que es antiespasmódica, sedante y ligeramente hipnótica.
También carminativa, colerética y tónica. Se utiliza en casos de insomnio, tanto de niños como de adultos, gases intestinales, espasmos digestivos -es un excelente remedio para el
cólico infantil-, nerviosismo y palpitaciones. También está indicada en el síndrome del “colon irritable”, que produce dolor y trastornos del tránsito intestinal.
Es un remedio para las personas con la tensión baja. Esta última virtud la hace muy recomendable en los desmayos y desvanecimientos,
sobre todo de la mujer.

Para disimular su sabor amargo se echa sobre terrones de azúcar que se saborean lentamente en la boca, o sobre agua azucarada.
Eventualmente, y con los mismos efectos se puede preparar una infusión con una media docena de flores por cada taza.
También se puede añadir a tisanas de otras hierbas que potencien alguno de los efectos que acabamos de mencionar. Por ejemplo a infusiones de melisa, de tila, etc. La esencia de azahar, se obtiene destilando las flores y separando luego por decantación el agua (que pasará a llamarse ‘agua de azahar’).

A pesar de que la palabra «azahar» proviene del árabe, la mayoría de las lenguas europeas dan a esta esencia el nombre de “neroli”, cuya etimología es incierta.
Es una de las esencias más refinadas, y su precio así lo indica.
Se usa sobre todo para fabricar bases para las mejores aguas de Colonia, donde suele mezclarse con otras esencias: espliego, bergamota, sándalo, etc., así como en la confección de perfumes de gran clase. Entre los aceites esenciales, el de azahar figura en primer plano como sedativo-antidepresivo, con propiedades similares a las del agua de azahar. Apacigua la mente, retardando su actividad.

Ejerce también un notable influjo en el corazón al reducir la amplitud de las contracciones del miocardio; de ahí su uso en el tratamiento de las palpitaciones y otras modalidades de
espasmo cardíaco.

Deja un comentario