Aromaterapia

El olfato y la memoria:

Percibimos los olores a través de unas células nerviosas muy sensibles que recubren los conductos nasales, van directamente a la zona límbica del cerebro, es el responsable de procesar el olor. Esta parte del cerebro es el asiento de la memoria, del aprendizaje y de las emociones.

La memoria olfativa del ser humano tiene 10.000 registros más que el gusto, y por eso es posible estimular todo tipo de recuerdos usando aromas apropiados. Los aromas nos han evocado recuerdos como: Un postre, una vivencia de la infancia, una persona, unas vacaciones, o algún lugar donde ya hayas estado.

Los aceites esenciales utilizados en aromaterapia pueden ser una excelente ayuda para potenciar la menoría. La difusión ambiental de aceites esenciales tiene un efecto positivo en el sistema olfativo y en el sistema límbico.

Beneficios:

 

  • Alivia la tensión y crea una atmósfera de paz y armonía.
  • Mejora la salud inmunológica y crea una sensación de bienestar.
  • Promueve la relajación.
  • Despeja la mente y mejora la concentración, el estado de alerta y la claridad mental.

Los aceites esenciales más comunes y sus efectos:

Lavanda: se utiliza como sedativo, antidepresivo y antiséptico. Es recomendable en casos de estrés, enfermedades digestivas, dolores de cabeza, migraña, quemaduras, picaduras y acné.

Romero: se utiliza como estimulante, descongestionante y como analgésico. Es recomendable en casos de congestión nasal, catarro, enfermedades circulatorias, estrés, dolores músculo-esqueléticos y dolores en general.

Árbol del té: se utiliza como antiséptico y agente bactericida. Es recomendado para el acné, picaduras de insectos, heridas, herpes simple, pie de atleta, piojos, sarna, caspa, así como para la tos y los resfriados.

Flores de naranja (neroli): se utiliza como sedativo, antidepresivo y anti-inflamatorio. Es recomendado en casos de depresión, baja autoestima, insomnio, estrés y síndrome premenstrual.

Manzanilla: se utiliza como sedante, antiespasmódico, anti-inflamatorio y antidepresivo. Es recomendado para alergias, estrés, insomnio, dolores de cabeza, acné, cólicos, flatulencia e indigestión.

Hierbabuena: se utiliza como antiespasmódico, expectorante y estimulante. Es recomendado en casos de cólico, flatulencias, indigestión, náuseas, vómitos, congestión de los senos nasales, catarro y fatiga mental.

Sándalo: se utiliza como sedante, antiséptico, expectorante y antidepresivo. Es recomendado en casos de eccemas, psoriasis, estrés, insomnio, depresión y síndrome premenstrual.

Eucalipto: se utiliza como antiséptico, anti-alérgico y antidepresivo. Se recomienda en casos de acné, alergias, estrés, dolores de cabeza, síndrome premenstrual, depresión, esguinces, dolores, achaques y gripe.

Rosa: se utiliza como antiséptico, sedativo y antidepresivo. Se recomienda en casos de congestión de los senos nasales, estrés, depresión, anorexia nerviosa, debilidad capilar, mala circulación, insomnio, problemas menstruales y problemas relacionados con la menopausia.

Albahaca: Aceite utilizado por los nobles de la antigua Grecia, como perfume Diario, si bien fueros los Egipcios los primeros en conocer los beneficios de este Aceite (originario de Africa), lo utilizaban mezclado con mirra e incienso en los embalsamamientos.- Imprescindible para levantar el ánimo y evitar la temida ansiedad.

Naranja: Arbol nativo de China e india, su extracción se produce por presión en frio, el aroma cítrico y sedante de la Naranja contribuye a disipar los síntomas de tristeza y depresión.

 

Deja un comentario