Pan Ezequiel

Beneficios del pan Ezequiel

Es un pan muy saludable elaborado con legumbres y cereales germinados. Tiene un ligero sabor a nuez y una textura húmeda y esponjosa.

El consumo de este pan tradicional se remonta 2.000 años atrás, cuando el pan era cocido al sol en piedras grandes.

En el verso bíblico de Ezequiel 04:09, aparece su receta donde el profeta hebreo explica la forma de hacer un pan utilizando trigo, frijoles, cebada, lentejas, espelta y mijo.

Esta receta fue pensada para ayudar al pueblo a sobrevivir a la hambruna ya que la combinación de estos granos y legumbres germinadas aportan un denso contenido nutricional, con un gran aporte de proteínas, carbohidratos de bajo IG, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Elaborado sin conservantes, es un pan totalmente natural sin azúcares refinados ni grasas. Es por ello que en la actualidad, el pan Ezequiel se ha vuelto un alimento muy popular, sobre todo para las personas que cuidan su alimentación.

En ocasiones incluye nueces, avellanas, almendras, semillas, dátiles, pasas y otros ingredientes que pueden hacer el pan más húmedo y esponjoso. Es una alternativa más adecuada para cualquier otro tipo de pan, perfecto para bocadillos y tostadas .

 

Sus características

•El pan Ezequiel, contiene más proteínas que el pan blanco hecho con harina refinada. Una rebanada contiene aproximadamente 4,8g de proteínas. Este pan es una excelente fuente de proteína vegetal de alta calidad con un equilibrio completo de aminoácidos. Los estudios muestran que las proteínas de este pan contiene los 9 aminoácidos esenciales requeridos por nuestro cuerpo.

•El pan Ezequiel se elabora dejando sus cereales y legumbres germinar por lo que no necesita levadura. Una vez que los granos son molidos, se mezclan con agua y se cuece a temperaturas entre 45-60ºC durante 10 a 12 horas. Al cocerse a bajas temperaturas, este pan mantiene una textura húmeda y no pierde sus nutrientes y enzimas, por ello es llamado “pan de vida”.

•Una rebanada de pan Ezequiel 04:09 contiene 80 calorías, 0,5g de grasas totales y 0g de grasas saturada o trans. Es por ello que este pan se puede convertir en el perfecto aliado para las personas que buscan perder peso de forma saludable.

•Contiene 15g de hidratos de carbono complejos de bajo IG y no contiene azúcares simples. Los carbohidratos complejos se absorben más lentamente, no disparan la secreción de insulina como los simples y proporcionan energía durante períodos más largos de tiempo, por lo que además puede convertirse en una gran opción para las personas con gran actividad física. Su bajo índice glucémico además hace que este pan sea una buena opción para las personas que sufren de diabetes tipo 2.

•Su alto contenido en fibra se expande ligeramente en el tracto digestivo, ayuda a producir una sensación de plenitud, limpiar el colon y promover los movimientos intestinales regulares. Las dietas altas en fibra también se han mostrado beneficiosas para disminuir los niveles de colesterol en sangre y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

•Al igual que otros panes de grano entero, el pan Ezequiel es rico en antioxidantes, vitaminas y minerales, incluyendo calcio, hierro y niacina y tiene niveles ligeramente más altos de ciertos minerales y nutriente que los panes tradicionales de granos enteros, como el zinc.

•El pan Ezequiel es muy bajo en sodio, factor muy importante si tenemos en cuenta que el consumo de pan blanco es el responsable de casi una quinta parte de la sal que ingerimos cada día y que ésta repercute negativamente en la salud.

•El pan Ezequiel no es un pan libre de gluten, pero durante el proceso de germinación el gluten se convierte en una forma mucho más fácil de digerir.

•El pan Ezequiel generalmente se mantiene congelado o refrigerado. Debe servirse a temperatura ambiente o calentarse en el horno o tostarlo para realzar el sabor de nuez.

 

Receta Pan esenio o Pan germinado ezequiel

Ingredientes para el Pan Esenio

Una hogaza de pan se prepara con un vaso de grano seco (trigo, centeno u otro), que una vez germinado multiplica por cuatro su tamaño. Se aconseja comprar granos 100% naturales y evitar las semillas (GMO) o transgénicos.

 

Elaboración del Pan Esenio

Se deja remojar en un envase 1 vaso de granos de trigo, centeno u otro para hacerlo germinar. Se cubre completamente con agua templada y se deja reposar durante toda la noche.

Por la mañana lo escurrimos y lo ponemos dentro de un recipiente, sin agua, cubierto con una malla o gasa.

Una vez al día lo lavamos con agua templada y lo dejamos escurrir (invertimos el recipiente que al tener la gasa impide que caigan los granos al suelo).

A los dos o tres días el germinado tiene unos tres milímetros. Si tiene la misma medida que el propio grano quiere decir que está listo para nuestra receta.

Consejos para hacer germinados: mantener a temperatura ambiente, en un lugar limpio y sin luz directa.

Cuando tenemos nuestro germinado de trigo, centeno u otro. Podemos añadir los otros ingredientes optativos (semillas, hierbas, frutos secos,). En este momento se muele el grano en un molino de cereales. Es mejor un molino manual.

Deja un comentario