Yoga para niños

yoga-para-ninos-01El yoga para niños estimula el dominio físico y psíquico

Un complemento ideal para la educación y crecimiento. Se benefician del Yoga de manera recreativa, lúdica y natural, desarrollan la motricidad fina, equilibran sus ritmos y respiración, canalizan su energía y aprovechan su gran vitalidad, de esa manera aumentan la concentración, moderan la hiperactividad, la timidez, etc, además de optimizar el rendimiento escolar.

¿En que momento mi hijo puede practicar el yoga?

Las experiencias yóguicas con niños reflejan que la edad ideal para su iniciación en el yoga es a partir de los 4 años. A esta edad, los niños ya pueden entender perfectamente lo que se puede esperar y lo que se quiere de ellos. El yoga está indicado a todos los niños y niñas. Su objetivo esencial es la búsqueda del equilibrio y de la armonía, y el control del sentido de la disciplina. Es una buena base para una vida adulta alegre y saludable.

Beneficios de la práctica del yoga con los niños

El yoga es una practica positiva en la etapa de crecimiento de los niños. A través del yoga, los niños ejercitan su respiración y aprenden a relajarse, para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas, y a la falta de concentración, problemas evidentes en la actualidad. El yoga les ayuda en su camino hacia el dominio físico y psíquico.

1- Desarrollo y destreza de los músculos motores
2- Flexibilidad en las articulaciones
3- Mejoría de los hábitos posturales de la columna vertebral
4- Masaje de los órganos internos
5- Mejoría en los hábitos de la respiración
6- Estimulación de la circulación sanguínea
7- Mejoría de la autoestima
8- Baja en el nivel de estrés infantil
9- Perfeccionamiento de los sentidos
10- Agilidad y entereza
11- Calma y relajamiento
12- Estiramiento
10- Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación
11- Armonización de la personalidad y carácter
12- Oportuna canalización de la energía física
13- Mejor comprensión e interacción con los demás

yoga-para-ninos-02Recursos y práctica del yoga con niños

Las clases de yoga asocian el trabajo corporal y mental. Tratándose de niños, la motivación es un factor muy importante. Los niños deben sentirse muy a gusto. Deben vestirse con ropas holgadas, ligeras, confortables, y que les permitan hacer cualquier movimiento con comodidad.

La respiración del Yoga

La respiración es una parte integral del yoga. El inhalar y exhalar por las narinas es esencial para que el niño pueda estirarse y obtener el equilibrio necesario para empezar a practicar las posturas. Una vez el grupo controle su respiración, el profesor empezará con las posturas. El sentido de las posturas es, desde los órganos exteriores, ir calmando a los órganos interiores. Con los niños, las posiciones hay que ir practicándolas poco a poco. Lo ideal, al principio, es que aprendan a respirar, relajar, después a concentrar. Para los niños, el yoga debe ser practicado como si se tratara de un juego. Como ya hemos dicho, el ánimo y la motivación son cruciales en este sentido. El respeto, la moderación, y una actitud positiva y alegre.

Deja un comentario